No Juzgar por las Apariencias


Muchas veces nos equivocamos al juzgar personas, solamente guiados por las apariencias. La palabra de Dios nos enseña que cuando juzgamos seremos medidos con la misma medida que lo hacemos.

Publicar un comentario

0 Comentarios